Cifrado

La tecnología crece cada día, y a medida que crece, transforma nuestro mundo digital. El uso de Internet aumenta exponencialmente, lo que nos hace más vulnerables a los ciberataques. Si aprendemos cómo atacan los ciberdelincuentes y cómo asegurar nuestros sistemas y datos contra esos ataques, podremos minimizar el riesgo de las violaciones de datos y la devastación que traen consigo.

La seguridad informática se ocupa de la protección de los sistemas informáticos y la información contra daños, robos y usos no autorizados. La principal razón por la que los usuarios son atacados con frecuencia es que carecen de las defensas adecuadas para mantener alejados a los intrusos, y los ciberdelincuentes no tardan en explotar esas debilidades. La seguridad informática garantiza la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de los ordenadores y sus datos almacenados.

Antes de entrar en cómo proteger los datos de las violaciones, debemos tratar de entender los motivos que hay detrás de estos ataques. Conociendo los motivos de los ataques, es fácil para los profesionales de la ciberseguridad asegurar los sistemas. Los principales motivos para atacar el ordenador de una organización o de un individuo son:

Definición de seguridad informática

Aunque la mayoría de los aspectos de la seguridad informática implican medidas digitales, como las contraseñas electrónicas y el cifrado, todavía se utilizan medidas de seguridad física, como los cierres metálicos, para evitar la manipulación no autorizada.

La seguridad informática, la ciberseguridad o la seguridad de las tecnologías de la información (seguridad informática) es la protección de los sistemas y redes informáticos contra la divulgación de información, el robo o el daño de su hardware, software o datos electrónicos, así como contra la interrupción o el desvío de los servicios que prestan[1].

Este campo es cada vez más importante debido a la dependencia cada vez mayor de los sistemas informáticos, de Internet[2] y de los estándares de redes inalámbricas como Bluetooth y Wi-Fi, y debido al crecimiento de los dispositivos «inteligentes», incluidos los teléfonos inteligentes, los televisores y los diversos dispositivos que constituyen el «Internet de las cosas». La ciberseguridad es también uno de los retos importantes en el mundo contemporáneo, debido a su complejidad, tanto en términos de uso político como tecnológico[3].

Cortafuegos

Aunque la mayoría de los aspectos de la seguridad informática implican medidas digitales como las contraseñas electrónicas y el cifrado, todavía se utilizan medidas de seguridad física como los candados metálicos para evitar la manipulación no autorizada.

La seguridad informática, la ciberseguridad o la seguridad de las tecnologías de la información (seguridad informática) es la protección de los sistemas y redes informáticos contra la divulgación de información, el robo o el daño de su hardware, software o datos electrónicos, así como contra la interrupción o el desvío de los servicios que prestan[1].

Este campo es cada vez más importante debido a la dependencia cada vez mayor de los sistemas informáticos, de Internet[2] y de los estándares de redes inalámbricas como Bluetooth y Wi-Fi, y debido al crecimiento de los dispositivos «inteligentes», incluidos los teléfonos inteligentes, los televisores y los diversos dispositivos que constituyen el «Internet de las cosas». La ciberseguridad es también uno de los retos importantes en el mundo contemporáneo, debido a su complejidad, tanto en términos de uso político como tecnológico[3].

Tecnología de software check point

Aunque la mayoría de los aspectos de la seguridad informática implican medidas digitales, como las contraseñas electrónicas y el cifrado, todavía se utilizan medidas de seguridad física, como los candados metálicos, para evitar la manipulación no autorizada.

La seguridad informática, la ciberseguridad o la seguridad de las tecnologías de la información (seguridad informática) es la protección de los sistemas y redes informáticos contra la divulgación de información, el robo o el daño de su hardware, software o datos electrónicos, así como contra la interrupción o el desvío de los servicios que prestan[1].

Este campo es cada vez más importante debido a la dependencia cada vez mayor de los sistemas informáticos, de Internet[2] y de los estándares de redes inalámbricas como Bluetooth y Wi-Fi, y debido al crecimiento de los dispositivos «inteligentes», incluidos los teléfonos inteligentes, los televisores y los diversos dispositivos que constituyen el «Internet de las cosas». La ciberseguridad es también uno de los retos importantes en el mundo contemporáneo, debido a su complejidad, tanto en términos de uso político como tecnológico[3].

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad