Traductor español ingles textos extensos

El mejor traductor de pdf

Traducir al español todos los textos, documentos y contenidos web es una necesidad cada vez más frecuente para cualquier empresa que desee trabajar en este mercado en crecimiento. Con 480 millones de hablantes de español, es el tercer idioma más hablado como lengua materna después del chino y el inglés, pero el segundo con mayor crecimiento, con un total de 577 millones de hablantes en todo el mundo. Sin embargo, y a pesar de estos datos, sólo el 5% de los contenidos de Internet se traducen al español, lo que supone una gran oportunidad para acceder a un mercado tan amplio.

Para una empresa de traducción como la nuestra es absolutamente imprescindible hacer especial hincapié en la calidad y la precisión de las traducciones al español que realizamos, para evitar malentendidos que puedan derivar en una comunicación no del todo precisa y eficaz.

El español es el idioma oficial en 21 países, y se habla principalmente en España, Sudamérica, Norteamérica, Centroamérica, Europa, Filipinas, Puerto Rico, Cuba, Guinea Ecuatorial, Curazao y Aruba, entre otros.

Traductor de documentos en línea

La traducción automática, a veces denominada por la abreviatura MT[1] (que no debe confundirse con la traducción asistida por ordenador, la traducción humana asistida por máquina o la traducción interactiva), es un subcampo de la lingüística computacional que investiga el uso de programas informáticos para traducir texto o voz de un idioma a otro.

En un nivel básico, la MT realiza una sustitución mecánica de palabras en un idioma por palabras en otro, pero eso por sí solo rara vez produce una buena traducción porque se necesita el reconocimiento de frases enteras y sus equivalentes más cercanos en el idioma de destino. No todas las palabras de una lengua tienen equivalentes en otra, y muchas tienen más de un significado.

Resolver este problema con técnicas estadísticas y neuronales de corpus es un campo en rápido crecimiento que está permitiendo mejorar las traducciones, manejar las diferencias de tipología lingüística, traducir modismos y aislar anomalías[2][verificación fallida].

También se puede mejorar la calidad de los resultados mediante la intervención humana: por ejemplo, algunos sistemas son capaces de traducir con mayor precisión si el usuario ha identificado sin ambigüedad qué palabras del texto son nombres propios. Con la ayuda de estas técnicas, la MT ha demostrado ser una herramienta útil para ayudar a los traductores humanos y, en un número muy limitado de casos, puede incluso producir resultados que pueden utilizarse tal cual (por ejemplo, informes meteorológicos).

Traducir

La elección del traductor adecuado puede marcar la diferencia entre hacer llegar su mensaje y no ser escuchado, o entre que un editor acepte su escrito para publicarlo y lo rechace. Puede determinar si la gente le toma en serio. Puede hacer que destaques entre la multitud.

Llevo más de diez años trabajando con una amplia gama de clientes, desde autores e investigadores individuales hasta pequeñas empresas, universidades y organizaciones internacionales, ayudándoles a perfeccionar sus textos para que su mensaje sea el correcto.

Entender a mis clientes me ayuda a ver dónde encajo y a reflejar su pasión por lo que hacen, ya sea captando los matices y las intenciones de sus textos o haciendo los ajustes necesarios para que los entienda correctamente su público objetivo.

Puede estar seguro de que me tomaré el tiempo necesario para que todos los aspectos de su traducción sean correctos, desde el estilo, el tono y el registro, hasta los detalles más finos, como el uso coherente y preciso de la terminología, la aplicación de las guías de estilo y las referencias y citas precisas. En otras palabras, trataré su texto con el mismo cuidado y atención que el mío propio.

Traductor de pdf

Si el mensaje está en francés o en español, al escribirlo en un motor de traducción automática se resolverá instantáneamente el misterio y se obtendrá una respuesta sólida en inglés. Pero muchas otras lenguas siguen desafiando a la traducción automática, incluidas las que hablan millones de personas, como el wolof, el luganda, el twi y el ewe en África. Ello se debe a que los algoritmos que impulsan estos motores aprenden de las traducciones humanas, en el mejor de los casos, de millones de palabras de texto traducido.

Existe abundante material de este tipo para lenguas como el inglés, el francés, el español y el alemán, gracias a instituciones multilingües como el parlamento canadiense, las Naciones Unidas y la Unión Europea. Sus traductores humanos producen flujos de transcripciones traducidas y otros documentos. Sólo el Parlamento Europeo produce un tesoro de datos de 1.370 millones de palabras en 23 idiomas durante una década.

Sin embargo, no existe una montaña de datos semejante para las lenguas que pueden ser muy habladas pero que no se traducen tan prolíficamente. Son las denominadas lenguas de bajos recursos. El material de entrenamiento automático para estas lenguas consiste en publicaciones religiosas, incluida la muy traducida Biblia. Pero se trata de un conjunto de datos muy limitado, que no es suficiente para entrenar robots de traducción precisos y de gran alcance.

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad