Los estados de la materia

Estados de la materia : sólido líquido gas

Un estado de la materia es una de las distintas formas que adoptan las diferentes fases de la materia. En la vida cotidiana se pueden observar cuatro estados de la materia: sólido, líquido, gas y plasma. Se conocen muchos otros estados, como los condensados de Bose-Einstein y la materia degenerada por los neutrones, pero sólo se dan en situaciones extremas, como la materia ultra fría o ultra densa. Otros estados, como los plasmas de quark-gluón, se consideran posibles, pero por ahora siguen siendo teóricos.

Históricamente, la distinción se basa en las diferencias cualitativas de las propiedades. La materia en estado sólido mantiene un volumen y una forma fijos, con las partículas que la componen (átomos, moléculas o iones) muy juntas y fijas en su lugar. La materia en estado líquido mantiene un volumen fijo, pero tiene una forma variable que se adapta a su contenedor. Sus partículas siguen estando juntas, pero se mueven libremente. La materia en estado gaseoso tiene tanto un volumen como una forma variable, adaptándose a su contenedor. Sus partículas no están juntas ni fijas. La materia en estado de plasma tiene volumen y forma variables, pero además de átomos neutros, contiene un número importante de iones y electrones, que pueden moverse libremente. El plasma es la forma más común de materia visible en el universo[1].

¿cuáles son los estados de la materia? sólido, líquido y gas

En las ciencias físicas, una fase es una región del espacio (un sistema termodinámico), a lo largo de la cual todas las propiedades físicas de un material son esencialmente uniformes[1][2]: 86 [3]: 3 Ejemplos de propiedades físicas son la densidad, el índice de refracción, la magnetización y la composición química. Una descripción sencilla es que una fase es una región del material que es químicamente uniforme, físicamente distinta y (a menudo) mecánicamente separable. En un sistema formado por hielo y agua en un tarro de cristal, los cubitos de hielo son una fase, el agua es una segunda fase y el aire húmedo es una tercera fase sobre el hielo y el agua. El vidrio de la jarra es otra fase separada. (Véase estado de la materia § Vidrio)

El término fase se utiliza a veces como sinónimo de estado de la materia, pero puede haber varias fases inmiscibles del mismo estado de la materia. Además, el término fase se utiliza a veces para referirse a un conjunto de estados de equilibrio delimitados en términos de variables de estado, como la presión y la temperatura, por un límite de fase en un diagrama de fases. Dado que los límites de fase se refieren a cambios en la organización de la materia, como un cambio de líquido a sólido o un cambio más sutil de una estructura cristalina a otra, este último uso es similar al de “fase” como sinónimo de estado de la materia. Sin embargo, los usos del estado de la materia y del diagrama de fases no se corresponden con la definición formal dada anteriormente y el significado previsto debe determinarse en parte a partir del contexto en el que se utiliza el término.

3 estados de la materia para niños (sólido, líquido, gas)

Cuando se logran las condiciones adecuadas, incluso múltiples fermiones, que normalmente no pueden ocupar el… [+] mismo estado cuántico, pueden alcanzar un estado conocido como condensado fermiónico, en el que todos ellos alcanzan la configuración de menor energía posible. Este es el sexto estado de la materia.

¿Cuántos estados de la materia existen? Cuando eras joven, probablemente aprendiste sobre los tres más comunes en nuestra experiencia: sólido, líquido y gas. Todos ellos se dan con regularidad aquí en la superficie de la Tierra: las rocas y los hielos son sólidos, el agua y muchos aceites son líquidos, mientras que la atmósfera que respiramos es un gas. Sin embargo, estos tres estados comunes de la materia se basan en átomos neutros, restricciones a las que el Universo no está sujeto.

Si se bombardea cualquier átomo con suficiente energía, se expulsarán los electrones de él, creando un plasma ionizado: el cuarto estado de la materia. Pero hay dos estados adicionales de la materia que existen: Los condensados de Bose-Einstein y los condensados fermiónicos, el quinto y sexto estado de la materia. En la actualidad, sólo se pueden alcanzar en condiciones extremas de laboratorio, pero podrían desempeñar un papel importante en el propio Universo. He aquí la razón.

Estados de la materia | vídeos educativos para niños

Los tres estados de la materia son las tres formas físicas distintas que puede adoptar la materia en la mayoría de los entornos: sólido, líquido y gas. En entornos extremos, puede haber otros estados, como el plasma, los condensados de Bose-Einstein y las estrellas de neutrones. También se cree que son posibles otros estados, como los plasmas de quark-gluones. Gran parte de la materia atómica del universo es plasma caliente en forma de medio interestelar enrarecido y estrellas densas.

Históricamente, los estados de la materia se distinguían en función de las diferencias cualitativas de sus propiedades en masa. El sólido es el estado en el que la materia mantiene un volumen y una forma fijos; el líquido es el estado en el que la materia se adapta a la forma de su contenedor pero varía sólo ligeramente su volumen; y el gas es el estado en el que la materia se expande para ocupar el volumen y la forma de su contenedor. Cada uno de estos tres estados clásicos de la materia puede pasar directamente a cualquiera de los otros dos estados clásicos.