Grafomotricidad 5 años letras

Definición de grafomotricidad

La grafomotricidad es la habilidad para escribir a mano. El desarrollo de la grafomotricidad se produce en los primeros cursos de primaria e incluye no sólo los procesos mecánicos y de percepción visual del grafismo y la escritura, sino también la adquisición del lenguaje, la ortografía aprendida y la fonología. Existe una secuencia de desarrollo de las habilidades grafomotoras y, a medida que los niños se desarrollan, sus garabatos y dibujos evolucionan hacia la escritura a mano.

El desarrollo de la grafomotricidad comienza con garabatos en papel a los 10-12 meses. A los 2 años, el niño empieza a imitar líneas verticales, horizontales y circulares. A los 3 años, el niño copia claramente las líneas. A los 4-5 años, copia una cruz, líneas diagonales, cuadrados y algunas letras. También puede ser capaz de escribir su nombre. A los 5-6 años, el niño copia un triángulo, escribe su propio nombre y copia la mayoría de las letras minúsculas y mayúsculas.

Para evaluar las habilidades grafomotoras, nuestros terapeutas utilizan evaluaciones estandarizadas como el Test Beery-Buktenika de Integración Visual Motora, 5ª edición, la Herramienta de Evaluación de la Escritura Infantil (ETCH) y pruebas de fuerza de los dedos y las manos, además de observaciones clínicas.

Actividades de grafomotricidad

Los niños pequeños, a partir de los 5 años, disfrutan con estas tareas y es sorprendente cómo con sólo 10-15 minutos al día de práctica de dibujo durante varias semanas, su hijo estará preparado para las exigencias de aprender a escribir letras con mayor facilidad y eficacia.

Si su hijo es mayor y tiene dificultades con la fluidez, la velocidad y la pulcritud de la escritura, estas actividades son una forma útil de identificar y tomar medidas correctivas para mejorar el control motor de la escritura.

El manual HWG Developing Graphic Skills: Assessment Handbook es una descarga en PDF de 45 páginas que ofrece un enfoque estructurado para la evaluación de los diferentes aspectos de la realización de tareas gráficas seleccionadas: atención, seguimiento de instrucciones, evaluación del propio trabajo, control motor y planificación motriz.

Participar en proyectos de dibujo entrena/desarrolla la capacidad y la disposición del niño para sentarse y trabajar en un proyecto, explorar diferentes formas de hacer marcas, organizar líneas y formas en una página y desarrolla la fuerza y la coordinación necesarias para la escritura.

Intervención grafomotriz

La grafomotricidad es la habilidad para escribir a mano. El desarrollo del proceso de escritura a mano se produce en los primeros cursos de primaria e incluye no sólo los procesos mecánicos y de percepción visual del grafismo y la escritura a mano, sino también la adquisición del lenguaje, la ortografía aprendida y la fonología. Existe una secuencia de desarrollo de las habilidades grafomotoras y, a medida que los niños se desarrollan, sus garabatos y dibujos evolucionan hacia la escritura a mano.

El desarrollo de la grafomotricidad comienza con garabatos en papel a los 10-12 meses. A los 2 años, el niño empieza a imitar líneas verticales, horizontales y circulares. A los 3 años, el niño copia claramente las líneas. A los 4-5 años, copia una cruz, líneas diagonales, cuadrados y algunas letras. También puede ser capaz de escribir su nombre. A los 5-6 años, el niño copia un triángulo, escribe su propio nombre y copia la mayoría de las letras minúsculas y mayúsculas.

Para evaluar las habilidades grafomotoras, nuestros terapeutas utilizan evaluaciones estandarizadas como el Test Beery-Buktenika de Integración Visual Motora, 5ª edición, la Herramienta de Evaluación de la Escritura Infantil (ETCH) y pruebas de fuerza de los dedos y las manos, además de observaciones clínicas.

Trastorno grafomotor

AnOTMom «Todos los adultos fueron niños alguna vez, pero sólo unos pocos lo recuerdan».                                                                                                                                                                – Antoine de Saint Exupery, El Principito

«La escritura a mano». Como OT, es probablemente una de mis palabras menos favoritas. Y, sin embargo, también es probablemente la palabra que escucho con más frecuencia. Justo detrás del «tengo un niño que coge el lápiz de forma rara» está el «tengo un niño que tiene una letra INCREÍBLE». Antes de abordar la grafomotricidad, o las habilidades de escritura, quiero recordar a cada lector algo que les digo a mis profesores todo el tiempo: no todos los niños van a tener una letra bonita. Por ejemplo, la letra de mi marido parece un arañazo de pollo. Pero, de alguna manera, consiguió ser asistente médico. Así que antes de que intentes crear el próximo John Hancock, recuerda: si es legible, no lo arregles. El segundo punto que quiero mencionar es que en algún momento, tienes que decir, «es lo que es». Estamos en el siglo XXI, y la mayoría de las escuelas no tienen la clase de «caligrafía» que yo tenía. Pero sí tienen acceso a ordenadores, portátiles y otros dispositivos de procesamiento de textos que pueden facilitar la tarea tanto al alumno como al adulto. Si tiene un niño mayor (suelo decir que de 3er grado en adelante) que no ha respondido a la intervención grafomotora, permítale utilizar estos dispositivos para los trabajos escritos. Le ahorrará al niño la frustración y le permitirá a usted evaluar las habilidades académicas en lugar de intentar descifrar jeroglíficos.

admin

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad